viernes, 4 de octubre de 2013

Mediterranean Tall Ships, los grandes






Hace tiempo que no me divertía tanto haciendo fotos de una regata. No es necesario aclarar que ésta no es un regata cualquiera, no es una regata común, es tan diferente que, ganar, no es lo importante.  
Los barcos comenzaron a ocupar sus amarras en el Port Vell de Barcelona y a partir del 21 de septiembre y hasta el 24, estuvieron abiertos al público. Elegantes, esbeltos, majestuosos, los 28 veleros participantes se mostraron orgullosos en los días previos a iniciar una etapa que los llevó al puerto francés de Toulón, para luego continuar hacia La Spezia, en Italia.



El común denominador de éstas embarcaciones es su dedicación a la enseñanza y están agrupados en la Sailing TrainingInternational (STI) una fundación sin ánimo de lucro creada en 1956. Esta fundación se dedica a promover la educación y la formación  de gente joven, de cualquier nacionalidad, religión y procedencia social por medio de la navegación a vela. 



La Fundació Navegació Oceánica (FNOB) ha sido la encargada de la buena estancia de los barcos en puerto y ha contado con la colaboración del Consorci el Far que, con su barco Far Barcelona participa en la regata.
 










También, participó el Pailebote Santa Eulalia, del Museu Marítim de Barcelona que desplegó todo el velamen posible en la espectacular salida de Barcelona.
En el artículo publicado en el blog Foto de mar, del Arxiu fotogràfic del Museu Marítim de Barcelona hago una referencia a la cantidad de archivos fotográficos que se habrán generado esos días, y de los propios… También he hablado de la cantidad de horas que los participantes del “I Concurs de fotografía de mar del MMB”, me siento identificado.

 
 
Escoger las fotos para publicar entre tanto material es muy difícil, una de las claves es hacer una selección lo antes posible. El momento en que disparamos una foto que sabemos que tiene valor es reciente, más fresco, y el recorrer las imágenes es una suerte de película, en la recordamos los puntos emocionantes. Quizá inmediatamente, si es necesario, realizo los primeros retoques y, si no hay prisas, o hay otras prioridades, acabo el trabajo luego.
Al pasar unos días hago otro repaso y suelen aparecer más cosas, para decidir las fotos sobre las que voy a trabajar.

Durante los tres días que he disparado fotos he disfrutado muchísimo, tanto los dos días “en tierra” como las dos salidas al mar del último día, en una potente y ágil neumática por la mañana y en el X-MAX Barcelona Speed Boat, un barco rápido de turismo, que fue ideal para ver la salida de la regata, a unas 5 millas del través de Badalona.
Suficientes palabras, mejor, disfrutad de las imágenes, más de agua que de tierra...


 











1 comentario:

  1. Disfrutad de las imágenes, tanto como yo he disfrutado haciéndolas...!

    ResponderEliminar